You're falling, you're screaming, you're stuck in the same old nightmare.
He's lying, you're crying. There's nothing left to salvage.



martes, 31 de agosto de 2010

He's married to the game, like a fuck you for christmas

-Te quiero
+Es la primera vez que me lo dices, así..porque sí
-Lo sé

Se está acabando el verano. Oficialmente mis días de levantarme a las doce, salir toda la tarde, llegar a casa y quedarme hasta altas horas de la madrugada hablando con él están llegando a su fin.
Vale, en parte tengo ganas de empezar las clases. Que mi nuevo instituto esté en pleno centro de Zaragoza, y que encima pueda salir los recreos tiene su encanto, no lo vamos a negar, pero pensar en levantarme a las seis me recuerda a que muchos días solo llevaría dos horas durmiendo por haber estado hablando contigo. Y bueno, para que negarlo también, tengo miedo de que te olvides de mi. ¿Cursi eh? Lo sé, siempre me he quejado de las ñoñerías de los demás, y en el fondo soy de lo más pastelosa. Ais.

Mirando el lado bueno, a partir del día nueve no solo empieza la tortura , sino que también comienza la cuenta atrás para pilares. Para los que no seais de aquí, las fiestas del pilar son sin duda, una de las mejores semanas del año para zaragozanos y/o allegados. Conciertos, interpeñas, petos y encontrarte a primos, tíos y profesores. En ese último caso se incrementa la gracia cuando vas todo motivada con tu globo de Bob Esponja (sí, tengo dieciseis años, pero bob mola) tu camiseta de I(L) PILARES'09 y pegándo saltos por la calle. Pero no pasa nada, "Que son fiestaaaaaaaas!"

Así que, dicho eso, solo me queda dar las gracias a una de mis seguidoras, y felicitarla que mañana es su cumpleaños ;)

domingo, 29 de agosto de 2010

Quien negó que un te quiero es para siempre, tal vez no aprendió a soñar

Tu yo sexual es lo más importante de tu vida porque cuando entres en un lugar donde nunca has estado se activará. Notarás como rastrea, busca lo que desea, se enamora, se encandila, se llena de pasión. Quizá aún no lo has sentdo, pero dentro de poco, siempre que conozcas gente acabarás preguntándote qué significarán esas personas en tu vida.
Sólo entrar en un avión sabrás al instante qué personas deseas, qué personas serían capaces de sentir amor por ti o sentir tú amor por ellas y con cuáles desarías tener sexo.
Es innato en las personas y debes compreder que desear, que sentir, no es malo. Forma parte de tu yo sexual. Tu yo de ir por casa, tu yo formal, apagará tu yo sexual, lo hará dócil a ojos de la sociedad, presentable.
Pero, ¿cómo vamos a conocer a la gente que nos rodea si no sabemos cómo son realmente, si no conocemos sus jadeos, sus deseos sexuales, la forma en que muestran su pasíon más extrema...?
¿Cómo puede ser que no conozcamos todo eso? Cuando seríamos mucho más felices si nuestro yo sexual controlara nuestra vida y nuesto rostro mostrara la felicidad de la pasión.


¿Quién mola? ¡Sara mola!
A veces pienso que soy bipolar.
Las malas noticias siempre van antes que las buenas, y las mejores se celebran gritando.
Hablo, y cuando no hablo me muerdo las uñas. Odio que me interrumpan, me cambien de tema o me den largas. Terriblemente puntillosa no soporto que me lleven la contraria cuando tengo razón, ni que se burlen de mí. Creo que espero demasiado de los demás, por eso tiendo a exigirme a mi misma, como poco, lo que aspiro conseguir de otros. Me encanta el verano, pero si pudiera elegir una estación sería sin duda el invierno. Salir a la calle para ir al instituto y notar como la nariz se te empieza a poner roja , subir al autobús y respirar todo lo hondo que puedes como si así fueras a sacarte del cuerpo todo el frío. Dormir tapada hasta arriba, abrazando cojines y aun así, no pasar calor.

Quierote :)

sábado, 28 de agosto de 2010

Me llamo sara y nací el tres de enero

Siempre he pensado que uno de mis peores defectos es la impaciencia. Soy impaciente hasta la saciedad. Y tampoco puedo irme a dormir estando enfadada con alguien. O cuando alguien está enfadado conmigo. Se me hace un nudo en el estómago y no paro hasta que consigo (por cansancio, lo sé, insistente también soy un rato) hablar con la persona y arreglar las cosas. Puede parecer una tontería, porque cuando tienes cerca a la persona quedas con ella, te vas al cine, o si no te presentas en la puerta de su casa y no te mueves hasta que se digne en escucharte. Pero si una de las personas que más te importa está en la otra punta del país, no puedes quedar con ella y piensas que está enfadada, ¿Qué haces? Confiar en que hoy no sea la primera noche que no lee mi blog.

PD. ¿Por los pollitos? :(

jueves, 26 de agosto de 2010

Coup de foudre

Segunda entrada en menos de cuatro horas. Creo que desde que empecé con el blog nunca he actualizado más de una vez por día, pero tengo ganas de escribir. Me duele la tripa, cosa a la que empiezo a acostumbrarme y que parece preocupar más a los demás que a mí.
Nos morimos de calor. Zaragoza está en alerta roja, fosforito y con luces de neón. Y yo combato el calor y las inoportunas canciones de las tres emisoras que escucho a base de radical de fresa y de conversaciones hasta altas horas de la madrugada. Creo que no estoy preparada para levantarme a las seis de la mañana, ni para echarte de menos. Porque si ya lo hago ahora, imagínate cuando esté rodeada de ácidos, piedras y S'il vous plaît.

Tché. Me voy a leer ADVs, me consuela saber que cosas como esas le pasen a personas que no soy yo. See ya later my friends!

Me encantas niño de la nocilla, y aunque tu moreno sea a cachos te aseguro que quiero todos y cada uno de tus pedacitos :)

Dame fiesta, verás que poco cuesta.

Después de casi un año sigo pensando "Joder, ¿ya son las 7? un ratito más..." cuando escucho Hate that i love you. Me encantaba esa canción, y me la puse de despertador, cosa que le quitó gran parte de su encanto. Ahora no está mal, (siempre y cuando sea con Ne-yo, la versión española no me convence) me trae recuerdos, y sobre todo de invierno. ¿Por qué? No lo sé, pero casi todos mis recuerdos son de invierno. Eso, o agosto en malanquilla. Desde que nevó en zaragoza por última vez, y creo recordar que eso fue como hace unos...¿cuatro años? me levanto todos los días de invierno con la esperanza asomarme a la ventana y ver todo nevado. Supongo que me vendrá de herencia ya que el graciosín de mi padre acostumbra a levantarme con un "¡Sara, que nieva!" incluso cuando hay que guiñar los ojos para ver un copo. Aun así me da igual, yo sigo con la esperanza tonta de levantar el tres de enero (que para quién no lo sepa, es mi cumpleaños y el de una de las mejores personas que conozco, dicho sea de paso) y no ver más que blanco. Bueno, blanco y negro. Que no se cumplen diecisiete años todos los días.

Bueno, dejo la entrada a medias, esta noche os cuento más :)

martes, 24 de agosto de 2010

Dutty love


Hay que ver lo que cambia todo. Siempre he pensado que las cosas, te entran o no te entran. Quiero decir que siempre me ha gustado tener el control sobre lo que me gustaba y lo que no. Incluso con la gente. Con esto no quiero decir que me gusten las personas superficiales, porque en verdad es algo que me molesta seriamente. Simplemente, creo en la primera impresión. Claro que se puede cambiar. Momento en el que una amiga te enseña una foto de su ex, típica conversación:

-Mírale, pero que feo/capullo/cabrón es.
+Buf..cuánta razón.

Y la cosa es que te lo crees. Si tu amiga te dice que es feo, o que se parece a un iconito del messenger, tú, te lo crees. ¿Primeras impresiones, no?
Meses después, chica conoce chico, chico tira tejos a chica, chico se convierte en el más maravilloso, guapo y adorable especimen masculino sobre tierra. Por eso, y aunque crea en las primeras impresiones, se que las cosas cambian y casi siempre a mejor. Escuchas una canción en la radio y no te gusta. Dos semanas después, te gusta, te gusta, o creas una emisora alternativa de country irlandés. No hay otra, las cosas acaban gustando a base de repetir, y repetir, y repetir. (Menos la formulación, que por mucho que repitas los oxoácidos, no te acaban gustando)

Pero a lo que iba, tengo plancha de pelo nueva, y estoy contenta. Esta noche lo estaré más, asi que aprovechad, que a partir de mañana volveré a mi época oscura. Fracaso anunciado. Salto a la piscina sin agua. Vamos, que la voy a liar.

lunes, 23 de agosto de 2010

Date la vuelta, mírame, ponte más cerca, que quiero saber a que sabe tu piel cuando te despiertas


Veintitrés de agosto. A veinte días de empezar las clases y a poco más de una semana de volver a reencontrarme con mi amiga la formulación (sí, la química no es lo mio ¿vale?) me muero de calor.
Las noches son peores que las del coloso en llamas. Mi ordenador se colapsa después de pasar horas hablando con él, y cuesta hasta escribir de lo que queman las teclas. No me quedan calippos, y a mis padres siempre se les olvida comprarlos. ¿Será un complot contra mi? Aun así, duermo abrazada a un cojín. Nunca he sabido dormir sola, sin taparme los pies o con una mano fuera de la cama. Posiblemente por miedo a que alguna criatura extraña saliese de entre las sombras y me arrastrara con ella. Tampoco se dormir sin la persiana bajada hasta abajo, aunque eso implique una cantidad muy limitada de aire y un calor sofocante. Por eso me encantan las noches de invierno en las que puedo meterme en la cama, tapadita hasta arriba y esperar a que me entre calor para quitarme los calcetines; nunca he podido dormir con ellos. Me decían que no crecían los pies, y hasta el día en el la treinta y ocho ya no me entraba no me planteé ponermelos.
Y ahora no puedo dormir sin ti, o no quiero hacerlo. No lo tengo claro. Creo que lo meditaré con la almohada. Hasta entonces, ¿sueñas conmigo otra noche más?

domingo, 22 de agosto de 2010

Necesito verte aquí, tu mirada me hace grande, y que estemos los dos solos.

Es la una de la mañana, y sí, no tengo nada mejor que hacer que actualizar el blog.

Le echo de menos mientras me como unas natillas. ¿Repetimos? Ah no, que todavía no ha pasado nada.




Siempre he tenido miedo a dejarme conocer, y a que la gente pudiese saber cuando estoy mal. Odio el momento en el que intentas hacerte la fuerte con un disimulado"Eh, pero que no importa, que estoy bien :)" (aunque estes por el suelo) y no cuela. Porque se me ven las intenciones de aquí a asturias.


Dicho esto, no tengo el día para contaros mucho, estoy a un clic al enter de jugarmela a lo kamikace, y a una perdida de madrugada de coger un patinete e ir hasta allí. Soy tonta, mucho, lo sé, no puede gustarme, no me gusta. Me encanta.


Nota adjunta: como algún día lea esto la lio, que patética dios.

viernes, 20 de agosto de 2010

Losing you is like somebody just turned all the lights off

Marina me dijo una vez que solo recordamos lo que nunca sucedió.
Y tú eres lo que nunca sucedió. Ambos lo sois.
Y pienso, pienso, pienso...
Pero ninguno de los dos estais aquí para que deje de hacerlo. Gracias guapetones.





Voy a hacer que rompan todos los espejos, que la única forma de verme sea mirarte a los ojos. Y pasaré horas y horas sin moverme de allí. Horchata.

jueves, 19 de agosto de 2010

Eres la chica de Andrés y has sido la de tantos, eres la niña moderna, que nunca ha roto un plato.

Bienvenido al mundo real.
Niñatas superficiales cuya máxima aspiración en la vida es una talla treinta y cuatro y cinco centímetros de camiseta. Fotos luciendo tipazo, pero se llaman focas. Tatas, socias, primas. Monísimas todas ellas, monísimos sus minúsculos pantalones, monísimas las sonrisas de los tíos presentes. Pero lo que importa está en el interior. En el interior del sujetador querrás decir.
Te miran con superioridad, no lo niego, todas hemos querido ser ellas. Barbies rapuncel, enfermeras o tenistas. Melenas de medio metro, midiendo 1.60. Para algo se hicieron los tacones.
Paseito de una punta a otra de la piscina, eso sí, que no te toque ni una gota. Te miran de arriba a abajo, podrían decirte el numero de brillantes que llevas en el bikini.
¿De qué color decías que tienes los ojos?

Así debería ser, pero la genética me jugó una mala pasada.
Deja de llamarme idiota, no soy como ellas.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Y pasar la noche entera dibujando primaveras


Requiem por una plancha de pelo.
Mi incondicional amiga, mi compañera de madrugones para ir al instituto en condiciones, mi fiel ayudante. HA MUERTO.
Total que mi madre se niega a volver a comprarme una decente, y me situa al borde del abismo con la opción de raparme o de dar mala impresión ya nada más empezar las clases. ¡Yupi!
Dicho esto, siento no haber podido actualizar antes. Volví el lunes por la tarde, y entre intentos de deshacer maletas y socializarme un rato no he tenido tiempo de pasarme por aquí. Aun así, prometo que os he echado de menos y que si me da la venada actualizaré con una de mis rayadas pueblerinas. Y bueno, estas fiestas...extrañas. Tequila, dolor de garganta y sms inesperados.
Ya os enseñare fotos :)

Me encanta cuando me llamas princesa, te ries de mis pecas o intentas pervertirme de noche. Me encanta que me des envidia, me trates como a una amiga y a los dos minutos me quieras besar. (Porque lo haces, y nadie va a cambiar mis ideas) Me encanta encantarte, y me encantas tú.

viernes, 6 de agosto de 2010

Malanquilla, here we go.


Ha costado, pero mañana me voy al pueblo. Nueve días de fiesta, desfase y de olvidarme un poquín, que después de todo me lo merezco. Que decir de estos días, los hielos se han derretido, me bañé en ropa interior en algo que podemos denominar medio piscina de agua encharcada y he pasado los cinco mejores segundos de mi vida.
Dicho eso, a lo que iba.

Os voy a echar de menos, voy a echar de menos internet, el tuenti, vuestros comentarios y a mi morena favorita.
¿Qué os voy a decir de ella?
Me acuerdo de cuando la conocí hace casi tres años, enserio, en una de esas la habría matado (se que ella a mi también) y aunque soy de ideas fijas, nunca me arrepentiré de las cuatro veces que nos agregamos al tuenti.
Me ha enseñado tantas cosas, que a casi ochocientos kilómetros, con un par de años de diferencia y más de un furcia de por medio os aseguro que la quiero un montonazo.
Podría llenar el blog de cosas que quiero decirle, pero como se que algún día se las podré decir a la cara, lo dejo en un
Gracias tocaya :)


PD. Vuelvo el 16!

martes, 3 de agosto de 2010

Share dreams, share your bed.


-¿Entonces qué te queda si no sueñas?
+ Nada, lo de siempre, por eso no lo hago, tengo miedo a acostumbrarme y luego despertarme de nuevo.
- Tu verás...


Te aseguro que si tuviera que ver algo, sería a ti. Todos los días, las horas y los minutos de lo que queda de verano. Pero no puedo hacerlo, por un puñado de kilómetros que te convierten en mi obsesión.
Dadme quince días, enserio, puedo ser fuerte.

Se me han acabado las pipas, derretido el calippo, y secado el permanente. No soy gafe, solo que la buena suerte ya no quiere jugar al escondite conmigo. Ella corre mucho y yo siempre me quedo quieta en el mismo sitio. Guardando los momentos.
Nadie podría sobrevivir sin recuerdos. Buenos, malos. Todos en su sitio. Por eso empecé a quedarme con las cosas. Los tickets del metro de parís, las entradas del zoo, cartas que me escribieron y que no contesté. Nuestro tamagotchi, una medalla, el confeti de mi regalo de cumpleaños del año pasado. El del anterior. Caramelos, postales de navidad, una lista de canciones y un album de fotos. Mi pua, tu pua. La vela que nunca encendí por miedo a que se consumiera. Etiquetas, conversaciones silenciadas en trozos de papel arrancados de un cuaderno. Dibujos, un poema.
Cosas insignificantes, sin las que no podría vivir. Como tú.


PD. Felicidades personilla que se asemeja a mi hermana mayor, y por la que nunca, bajo ningún concepto pienso mostrar algo de afecto :)

lunes, 2 de agosto de 2010

Que inventes mil fantasías y que vivas en tu mundo de baldosas amarillas.

video
Me prometí a mi misma que no volvería a escribir sin pensar las cosas, al menos, en frío. En dos días he pasado de estar al borde de fundir los plomos por un subidón a ver agosto sin nada y sin nadie. Paso todo el año siendo lo que más odio en el mundo, falsa; sonreir, asentir y esperar que pase pronto. ¿Por qué? Por una semana. La única semana que puede hacerte olvidar todo, subirte a extremos insospechados de felicidad y bajarte de golpe el día diecisiete, con sueño, resaca y lágrimas acumuladas. Pero vale la pena. A mi me vale, porque todos los días que paso esperando, no las veo. No estoy con ellas, no oigo el mítico "Sara baja, que han venido a buscarte" ni el sonido que hacen las cortinas de la puerta cuando llegas de madrugada. Y no puedo pasar dos años sin estar allí, simplemente y otra vez, no puedo.

domingo, 1 de agosto de 2010

Nuestro amor será leyenda, y una mierda.

Realmente soy tonta. Tienes un don, una visión ultrasónica o simplemente, dos ojos. ¿Siempre aciertas sabes? Y no puedo soportarlo, porque a mi me toca la parte mala. La parte en la que yo me creo super fuerte, me hago ilusiones y me doy el tortazo. No fallas una.
Y yo, simplemente, no puedo.