You're falling, you're screaming, you're stuck in the same old nightmare.
He's lying, you're crying. There's nothing left to salvage.



martes, 28 de diciembre de 2010

Innocence

-Por eso te quiero.
+Yo por eso, por hacerme reir y morderme el labio a las tres de la mañana, por hacerme pasar las mejores noches no festivas de mi vida, por despertarme con buenos días y acostarme con buenas noches, por ser tan grande y tan chiquitaja, por hacerme tonto, por decirme lo que piensas y lo que pensarías si..., por tomarme el pelo tanto como yo a ti, y por esos ojitos de cordero degollado que no se te puede negar nada.

La poca inocencia que me queda ha hecho un pacto con tus camisetas, desaparecen a la vez.

lunes, 13 de diciembre de 2010

En cuanto te des cuenta estaré allí contigo, tonta

Es intentar explicar las fases de una vida. Meiosis, mitosis. Es la forma de desenrollar los cascos en el viaje de un ascensor. Sube, baja. Es contener el aliento por el frío, entrar en casa y respirar hondo. Es subirte a un coche sabiendo que vas a llegar. Seis horas, siete. Parar e ir al baño, o no. Mover las piernas, los brazos, las pestañas al compás de una música sorda. Como esas cosas que solo oyes cuando te concentras en no escuchar. Ahogarte de miedo, de nervios, de falta de frío. Querer correr, saltar, subirte a un banco y gritarle a toda la plaza que se te salen las tripas, pero que piensas hacerles caso. Quedarte sin voz y susurrar un hola. Cerca, lo suficiente como para poder coger aire y soltar del tirón un "Anda ven..." y acabar la frase sin palabras. Sentir que te mareas, te duele la tripa, te tiemblan las piernas y tus tacones amenazan con no sujetarte al suelo, que se mueve, o al menos eso crees. Le agarras, te agarra. Sabes que no le soltarías en la vida, que te quedan tres horas para hacerlo y que piensas llevarte contigo su olor.
"Me encantas, y tú a mí"
Ser más amoroso que un teletubbie, si tuviera un unicornio lo llamaría azucarillo. Sabría como tú.
Sara se rie de nosotros, yo de todos los que me dicen que no volveré a verle. Le veo. En los semáforos, en las calles, las cuestas, las putas parejas de enamorados que se quieren por las mañanas. Se ha convertido en una parte de mí, esa que te mueres por besar, abrazar y tocar veintinueve horas al día, y no pienso olvidarla. No ahora, no mañana.
¿Porque sabeis qué? Le quiero, y no me da vergüenza reconocerlo.
No ahora, no mañana.

martes, 30 de noviembre de 2010

We treated the love like a sport

He vuelto, como el turrón por navidad, con las pilas cargadas, ganas de dar mal y sobre todo, ganas de él.
Explicaros dónde he estado sería una cosa complicada, no me he movido de aquí, de Zaragoza, de mi casa, de este portatil, pero simplemente necesitaba alejarme de todo esto. Me encanta escribir, pero los prontos me superan y más con seiscientos kilómetros de por medio. Se que lo escribí, lo dije y me lo prometí a mi misma. "No voy a pillarme, o no, otra vez, y tan lejos no" Qué lista que eres Sara, qué-lista-que-eres.
Adiós a mi fuerza de voluntad, hola a mi yo celosa-acosadora.
En seis días voy a conocerle. No sé cómo le voy a saludar, no sé que le voy a decir, no sé nada. Bueno sí, que no soy lo que se espera. Y mira que se lo he dicho, yo, se lo he dicho. Pero bueno, chicles, cafeína y un viaje que va a ser más largo que la infancia de Heidi.

¿Exámenes? Un show. Primera asignatura que me cae en mi vida, y pocas que vayan a subir del seis. No sé que voy a hacer, asi que de momento me centraré en dos cosas, Asturias y Matemáticas.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Me encanta el sonido de mis tobillos al crujir

Requiem por una carrera musical perdida.
Hoy, día trece de noviembre de dos mil diez, puedo afirmar, con todo lo alto y ancho de mi voz (que no es poco) que canto mal. Pero no mal de "Ay pobrecica, que mal canta" no, mal de "Hostiaputanospagaselotorrinoatodos, perra."
Es un grado entre sonrisa cordial de "Soy tu amiga, no te puedo decir lo mal que lo haces porque aparte de muy mal, sería cruel" y los intentos de nuestra profesora de teatro de "¡Chicas, subid el tono, si no cantais mal...sólo teneis que sacar la voz, sin miedo!".
Miedo el que ha debido pasar la pobre gente oyéndonos. Vale que versionar una canción de Mulán, de por sí, no tiene mucha complicación, pero probad a hacerlo vestida como un saco de patatas mientras te estiran (cariñosamente) de las cintas que aprietan el corsé, y a la vez que sonries con cara de "Hola mamá, papá, prima, tio, vecina del quinto, profesor de química, director, cura de mi colegio, mejor amiga, perras que os reis de mi. Esto es completamente natural, por tanto, vosotros vais a mirarme con cara de aprobación, un asentimiento con la cabeza me basta. Yo, voy a seguir poniendo esta cara de tonta hasta que por fin, consiga sin matarme, pasar a la escena en la que ni siquiera hablo, pero tengo que estar. Fotos, vídeos y postales a la salida. Si quereis que os siga hablando absteneos de comentarios, ya sean alabando mi actuación, en cenas, comidas y/o eventos familiares"

No voy a negar que me hace ilusión la idea de volver a actuar, nervios, prisas y para qué esconderlo, el pelo más largo. Escasa e inapreciablemente más largo, pero lo está. Se que las cosas han cambiado y sinceramente, no pretendo que vuelvan a ser como antes. Paso de tonteo, paso de cosquillas, paso de ti. Somos amigos. Estricta, casta y pura amistad. Tú por tu lado, yo por el mio, y Asthi en el de todos.
¿Os he dicho alguna vez lo que quiero a mi mejor amiga?
Se que ningun campo magnético te impide leer esto, asi que escuchame. Te quiero, mucho. Se que odias que te lo diga, también mis abrazos y mis carantoñas, pero lo siento, porque vas a tener que aguantarlos mucho tiempo, al menos hasta que Asturias y Barcelona estén al lado de Zaragoza, que entonces me plantearía dividir mi amor. Eres grande, la más grande de todas.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Que el miedo me haga dudar si ocurrió de verdad

Carta al pequeño unicornio rosa que se esconde en mi tercer cajón:
Se que estás ahí, no me preguntes por qué pero siempre lo he sabido. Llámalo corazonada, llámalo agarrarse a un clavo ardiendo. Te preguntarás por qué te escribo a ti, y la respuesta es fácil. Creo en ti, creo en la posibilidad de que un día te hagas de mi tamaño y me lleves a pasear por el campo, pero no un paseo de "vamos a dar una vuelta" no, un paseo en condiciones. Uno comparable al tiempo que tardaban Oliver y Benji en cruzar medio campo.
Se me están acabando las ganas de muchas cosas. Estoy cansada, harta, hasta los cojones. Que si me rio no significa que esté bien, que hay risas amargas, risas que duelen y risas que te parten en dos, pero ries, que a fin de cuentas parece ser lo importante.
Decir que no sé lo que me pasa sería mentir, posiblemente más correcto, incluso más amable por mi parte, pero a fin de cuentas sería mentir. Me siento como la persona más jodidamente egoísta del planeta tierra. Ella está bien  y hacía mucho que no lo estaba, puede que nunca lo hubiese estado tanto. Entonces aparezco yo con mi "Pero si no pasa nada, que yo estoy genial" para intentar salvar el mundo, y lo único que puedo decir es que lo siento, porque se que tarde o temprano la voy a cagar,  y no te lo mereces.
Enserio, si estás ahí manifiéstate, necesito un unicornio, un milagro, una puta oportunidad.

Lo siento, Sara está apagada o fuera de cobertura, no doy para más.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Little dress, maybe less, so conspicuous

Siempre me he preguntado por qué todos los horóscopos acaban bien.
"Hoy los astros se alinearan para que tú, capricornio, alivies tus problemas"
Si yo hiciera un horóscopo sería algo como "Querido capricornio, hoy te van a dar por el culo, pero no te preocupes, a otro millón quinientas treinta y un mil personas más les va a pasar lo mismo"
Seamos realistas joder. No existen los principes azules que te rescatan a lomos de un caballo blanco, porque aparte de cursi ¿Cómo podría un caballo campar a sus anchas por Zaragoza, siendo (datos exactos) la ciudad con más semáforos del mundo? Dentro de poco tendremos que caminar jugando al monopoly. "Te cambio la estación del norte si me dejas pasar al actur. Bueno vale, pero a las siete tengo que estar en las delicias, así que me devuelves la calle Alfonso"
Tampoco creo en el karma, los chicles de fresa ni los posos del café. La imposibilidad supera con creces a la improbabilidad, aunque ilusos de nosotros nos agarremos a un clavo ardiendo. El destino existe, sólo que no se dónde se esconde. "Oye tú, me gustaría decirte una cosa. No sé dónde has estado durante mis dieciseis años de vida, pero eres un cabrón. ¿Qué te he hecho? ¿Es por aquellas navidades que escribi a los Reyes Magos y a ti no? No te preocupes, ¡Que si me das tu tuenti yo te agrego!"

Ultimamente me pregunto que desayunan los conductores de los autobuses, de esta mi ciudad. Por si alguien no se hace una idea todavía de lo que es subir a uno en hora punta, os hago una recreación:

Sujeto 1 (oséase yo) ve alejarse el 29 entre la penumbra, se prepara, se sujeta los pantalones, coge carrerilla.
Autobús que se acerca, frena, se le ven las intenciones.
Sujeto 1 ve como se abren las puertas, si tiene suerte podrá coger asita a la que agarrarse, respira hondo, sabe que no va a respirar mucho en todo el trayecto.
Sujeto 2 (algo tipo señora-toca-cojones-que-te-mira-te-mira-te-sigue-mirando-mientras-comenta-por-lo-bajo-que-una-mochila-ocupa-tanto-como-una-persona) desde su privilegiado lugar observa al sujeto 1 pasarlas putas intentando abrirse camino entre la multitud, rie, en el fondo coge el autobús una hora antes de lo que debería para poder recrearse en el sufrimiento ajeno.
Sujeto 1 ( con suerte sujeto 3, y con mucha sujeto 4 también) prodecen a bajar del vehículo, deberían plantearse dedicarse al baile, por menos le dió nombre Sambito a una canción.

No sé por qué soy así, no tengo claro que ves en mi, ni que le faltó ver a él, pero soy como soy, y me gusta.
Me encanta.
"Hola, soy Sara"

domingo, 31 de octubre de 2010

Intoxicated with the madness, I'm in love with my sadness

No soy de esas personas que confían a la primera de cambio, aunque acabe contando mi vida a diestro y siniestro, la mayoría de veces lo hace mi subconsciente. Supongo que lo desconocido, en parte, da seguridad. Odio la relación Hola-te-conozco-no-soy-tu-amiga-pero-en-los-siguientes-quince-minutos-voy-a-fingirlo-para-que-me-cuentes-todos-tus-problemas. Parece mentira que con lo que hablo, sea una persona reservada, pero lo soy. Quiero decir, no soy la típica de "¿Me dejas un lapiz? No, lo siento, podría hablarte y salir de mi burbuja", simplemente no me gusta hablar de cosas que pueden hacerme daño. Todo esto es aplicable a complejos y sentimientos extraoficiales, que así a primeras, no debería nombrar.
"Hola soy Sara y no soy así por gusto, me tragué a mi hermana gemela"
Estoy harta, más que harta, hartísima de que me lleven la contraria a algo obvio. Se que por pensar esto me gano tortazos, manotazos y muchos "Eres tonta". Vale, seré tonta, pero lo pienso y me revienta que todo el mundo se crea que es para que me lo nieguen. ¿Puede alguien ponerse en mi lugar?


PD. ¿Truco o trato? Caramelos. No tengo ganas de salvar el mundo, ni de atracar un banco ni de matar al chinito cudeiro, ¿y sabes por qué? Porque para hacerlo tiene que ser contigo, así que si tú también quieres que volvamos a reirnos por gilipolleces envía "Tocaya-espacio-dale alegría a tu body" al 5555. Políticas y condiciones de uso en el reverso del envase.

sábado, 30 de octubre de 2010

Éramos distintos, imposibles

No pretendo que la gente me entienda, odio que me agobien y más aun que intenten consolarme cuando no saben cómo. No es la primera vez que me llaman borde, y supongo que no será la última.
Me frustra no poder cabrearte. Tío, se que eres una persona, se que tienes sentimientos y mala leche. Se que te ponía que te hiciera cosquillas en el cuello, y se también que las excusas no son lo tuyo. No colaba que tuvieras frío en agosto, ni que negaras la evidencia. Me encantaba cómo se te ponía la piel de gallina, y cómo intentabas disimularlo echándome la culpa. Tenías tu encanto cuando decías estúpideces a las que yo no podía contestar más que con alguna burrada, porque me sacabas de quicio y ambos sabemos que lo disfrutabas. ¿Quién era entonces la borde?
Entiende una cosa, ni quiero ni puedo ser sólo tu amiga. Me parece genial que para tí no haya cambiado nada, pero no he sido yo la que he elegido esto. No voy a ser maja, porque simplemente no te lo mereces.

viernes, 29 de octubre de 2010

This is the story of a girl, who cried a river and drowned the whole world

¿Os acordais de cuando dije que no iba a borrar nada de lo que aquí escribiese? ¿Sí?
Vale, pues he batido el record de arrepentirme. Sara, dieciseis años, un cerebro y dos manos. Más rápidas que este último, visto esta.
Se que soy estúpida, que no se si he desarollo traqueas, branqueas o un par de pulmones independientes que me dan capacidad y ganas de hablar hasta sin voz, y que no se pronunciar subconsciente. Supongo que se nota que soy de prontos. Si tengo hambre me gusta comer pronto, si tengo sueño me gusta acostarme pronto, si me tocan las narices te van a dar por el culo.

¿Sabes qué te digo? Que Sara siempre gana, y aunque supongo que algun día alguien lo cambiará, no va a ser hoy ni vas a ser tú.

Gonna change everything i feel

Odio estar enamorada de ti.

Te odio.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Que mi todo es nada y que tu nunca es siempre

Se que estoy desaparecida, pero los exámenes me invaden y no hay tiempo físico. Prometo actualizar en condiciones mañana, y ya de paso hacerme una ronda por vuestros blogs que los tengo abandonados.
¡Allá vamos biología!

Y es que tiene un corazón que no le cabe

que se muere si le faltas
solo entiende lo que dices,
si lo dices sin palabras.

viernes, 22 de octubre de 2010

You're my oxygen

Si te digo que te quiero, que no puedo, que me muero,
que te espero,tengo miedo pero siempre estaré ahí
Tú me dices que te agobias, que no puedes, que no quieres.

Yo tratando de buscar el equilibrio entre no quererte y quererte sin ser
Yo tratando de disimular mis penas cayándome un te quiero de cada tres

Y me cansé de jugar a no quererte si te quiero
me cansé de decirte que estoy bien aunque no puedo.
me cansé, si me quieres bien pero si no pues me muero
pero no vayas a buscarme una vez que yo ya este bien.

martes, 19 de octubre de 2010

Ni quiero ni querré la soledad, solo sé que la siento cuando tú te vas

Me encanta el agua. Pero no el agua de las piscinas, ni el agua del mar. No el agua de la bañera en la que te pasas horas a la luz de tres bombillas medio fundidas. No, el agua que se bebe. Me encanta beber agua. Agua y agua y más agua. Sentir como mis órganos podrían ganar el oro de natación sincronizada si quisieran.
Por eso, si alguna vez me veis llorar podré justificarlo como una expulsión de agua innecesaria. Agua que sobra, pero que está ahí, que te bebes día a día. Agua intoxicada que te pudre por dentro, que te vuelve blanda. Agua que hace daño y a la que te acabas enganchando. Porque ciertamente todo lo malo engancha.
Y yo estoy enganchada a ese tipo de agua que no se bebe en copas ni se vende en tiendas. Ese que se esconde tras una amable etiqueta de "Agua potable". Te incita a beberla, y aunque no tienes sed acabas necesitándola. Una botella en un bingo de botellas, salir del mar y tener sed.
No se si existe mayor contradicción que intentar dejar lo que te da la vida, pero siempre tuve miedo a morir ahogada.

lunes, 18 de octubre de 2010

Y el día que no pueda más voy a matarte

Aunque nunca supe cómo empezar esto
tú eres la cosita que más quiero
¿Cómo se puede ser tan cuerda y estar tan loca por tus huesos?

Ahora no puedes decir que no lo sabes. Supongo que al final será cierto eso de que es mejor arrepentirse de lo que has hecho que de lo que no.

jueves, 14 de octubre de 2010

Comernos el sol y la luna, ver las batallas caer de una en una.

No me importa mojarme, ni pasar frío, ni siquiera me molesta la posibilidad de haber salido en Aragón Televisión dándolo todo en la rivera. Me da igual, es más, me gusta que nos mireis por la calle. Somos las únicas que nos dejamos la voz gritando con un altavoz a pilas. ¡La mano arriba, cintura sola, da media vuelta, danza kuduro!
Queridos conciudadanos y vecinos, compañeros incansables de filas interminables, he de deciros que la insistencia va a misa. A misa y a interpeñas, porque aquí servidora aun está celebrando haber entrado gratis y haber invertido el euro en ese chupitazo de tequila. Se que voy con un gorro de flores, un anillo de lucecitas y un mp4 compartido entre tres. Que la canción no es lo mio, y que "Hay que ser torero" debería estar ya en desuso. ¿Y sabeis qué? Que me alegro. Me alegro de que no nos entendais, porque mientras haya una posibilidad, una sola posibilidad entre un millón, vale la pena intentarlo.


Hoy, me he acordado de ella, al ver las estrellas que alumbran mi habitación. Hoy he pensado que a veces el alma te crece y te llega hasta el corazón.

lunes, 11 de octubre de 2010

Pi-pi-pilares

En mi consciencia total y plena a las tres y pico de la mañana, he de anunciaros que estoy viviendo los mejores pilares de mi vida. Un día de estos en los que el alcohol en sangre no supere niveles extraorbitales os prometo que os lo cuento en condiciones. Besitos y felicidades si hay alguna Pilar :)

lunes, 4 de octubre de 2010

Que vivan los idiotas que nos hacen felices

¿Qué pa-que pa-qué pasaaa?
Perdonad mi prolongada ausencia pero necesitaba un descanso. Estoy de exámenes, sobreviví a la huelga y a la falta de veintinueves, a los empujones, comentarios y miraditas de abuelas, abuelos y chonis-canis en general. No ha habido un terremoto, ni se han alineado los astros de manera que todos nos convirtamos en muñecos de plastilina bailando al son del asereje. El cielo es azul y mi mochila negra. Por ello, porque no soy soy feliz pero lo estoy, y ya es mucho, sólo me queda decir.

(Adjunto foto del año pasado, olvidad nuestras caras, son pilares)
                            PIPIPILARES!

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Hemos sobrevivido, aunque no sé bien a qué.

Estoy harta del mítico "Lucha por tus sueños". Que sí, que yo puedo luchar pero hay otras 9 personas que van a hacer exactamente lo mismo. Si quieres puedes, todo es ponerse, tú eres lista. Estar en ciencias no significa ser un robot, enserio. Estoy más que agobiada de oir una y otra vez, tres horas de estudio diarias. Luchar por un sueño con dieciseis años es como pedirle a alguien que decida el color de su traje de bodas sin tener todavía novio. Se que quiero estudiar medicina y se por qué quiero hacerlo, pero también se que la raíz de dos es infinita y no por ello propongo un suicidio colectivo. ¿Y terapia ocupacional? Desde que la desagradable señorita del cepyme tiró por tierra mis esperanzas de un futuro a lo hospital central he considerado la posibilidad de juntar mi nombre a esas dos palabras.
 Gracias a pin y pon quedan dos años y por ahora lo único que tengo que decidir es como mandarte a la mierda. ¿Cómo puede ser que tú seas tan jodidamente estúpido y que yo este tan ciega? Te echo de menos, a tí, a tus estupideces, tus bromas, tu forma de picarme tan adorablemente. ¿Qué habeis hecho con él y por qué no me lo devolveis? Cabrones.

martes, 28 de septiembre de 2010

Nunca digas nunca, pero nada es para siempre

Érase una vez una niña muy chiquitita. Tan chiquitita que podía jugar al escondite entre las fichas del parchís y bailar con el alfíl negro. Era tan, tan chiquitita que podía dormir tapándose con una gasa en una cama de algodón. Era tan sumamente chiquitita que incluso las palabas le venían grandes. Un día, se encerró con llave e inventó un alfabeto paralelo al del resto del mundo. Decidió que sólo ella podría usarlo y que nunca lo compartiría con nadie.
Escribía con números (combinaciones del 1 al 27, para ser exactos), hablaba en restas, soñaba en sumas, podría decirse que vivía en una ecuación. Una ecuación igualada a cero, o quizás no,  porque nunca había probado a pasar al otro lado. Pensaba que podría incomodar al cero con sus estúpidas preguntas. ¿Cómo te vas a quejar de algo a un cero? Puede que por eso nunca hubiese cruzado ni llamado a su puerta. Pero ese día había algo distinto. El cielo seguía siendo azul, la gente igual de falsa y superficial, incluso su planeta seguía dando vueltas alrededor de la misma estrella socarrante.
Pero no, no era eso. Alguien le miraba, por primera vez desde que se convirtió en aquella niña chiquitita, alguien se estaba fijando en ella. Y pasaron días, semanas, incluso meses, en los que la minúscula niña se empeñó en entenderse con aquel ser de enormes incisivos. A decir verdad, olvidó por completo por qué se había convertido en aquella cosita de tamaño reducido, un par de palabras bonitas, varios apelativos cariñosos y todo lo que había reunido en su diminuta cabeza desapareció. Él pasó a ocupar la gran mayoría de ese espacio y por tanto de su tiempo. Cuánto más pensaba en él más grande se hacía, y llegó el día en el que la pequeña niña volvió a ser normal. Dejó de ser chiquitita y de llamar su atención. Olvidó como ser especial, para terminar siendo rara. Dejó de gustarle. ¿Lo peor de todo? Ya le había enseñado a usar su alfabeto.
Pequeña bocazas.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Pon carita de pena que ya sabes que haré todo lo que tú quieras

Ya no veo fuegos artificiales, un día oi petardos sí, pero esque eran carnavales.

No hay nada más reconfortante que probarse ropa. Ropa ancha, ropa enorme con la que dormir se convierta en un juego, ropa blanca, ropa negra, ropa que sobra en tantos momentos. Me he ido sola a comprar, no es la primera vez que lo hago y aunque pueda parecer aburrido realmente no lo es. Elegir por mi misma, morderme las uñas, escribir para no pensar y pensar en qué escribir. Corto las etiquetas de todas y cada una de las prendas que compro, da igual si no me las llego a poner o las desgasto de tanto usarlas, las abandono en un cajón, las presto, las pierdo o las rompo. Las rayas, el negro y el azul. Blanco nunca sobra, marrón siempre falta. Ni naranja ni rojo ni amarillo,y menos juntos. Las x con las l,  las s de vuelta a su percha, y esperar, esperar  y esperar. Probadores, cajas, un sms que te diga que tú eres su princesa. Llego a las asitas del bus, me dejo las brazos y a poco los dientes todos los días a las siete y medía en cualquier veintinueve a reventar, pero llego. Me da que eso es lo único que puedo celebrar hoy. La vida no es justa, pero siempre me quedarán mis camisetas y mi entrada número cien.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Improvisemos un guión definitivo que no tengamos más remedio que olvidar

Creo que nunca me iría a vivir al polo. ¿A cual de los dos? A ninguno. No hay internet, ni tuenti. Quizá una semana, !Hola! ¿Qué tal? Nada aquí a ver si saco al pingüino a dar una vuelta. Yo con mi iglú, yo jodida de frío, yo cubito de hielo.

Extraña, calurosa y oficialmente se ha acabado el verano. He de decir que me alegro, no verano, no calor, sí frío. Simple, sencillo. Tanto como que hoy es veintitrés de septiembre. Supongo que para la gran mayoría de vosotros será sólo un jueves más, la víspera de una buena noche, un viaje o simplemente una siesta. Y supongo también que para mí debería ser así, aunque ni va a serlo ni quiero que lo sea. No puedo celebrar nada, tampoco me sobran los motivos para quejarme. No hay tarta, pero si cumpleaños. Podría explayarme con todos los motivos que me llevan a nombrarle aquí, día tras día, o bueno, los lunes, miércoles y viernes de las terceras semanas de cada mes, incluyendo santos y veintinueves de febrero, pero creo que sería hacerme más cansina y repetitiva de lo que ya soy. Así que como él no lo va a leer, y ella no se lo va a contar. Felicidades pequeño.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Written in the stars

Señoras que se creen con obra y poder de controlar las paradas, subidas, bajadas e incluso transbordos de los autobuses. He de deciros que lo que llevo a la espalda se llama mochila, pesa y no la llevo porque me haga juego con los ojos. Si me agarro a una barra es porque con tres kilos de más la estabilidad brilla por su ausencia y las asitas que cuelgan del techo están altas, demasiado. Así que agradecería y aconsejaría que si quereis un viaje de placer os vayais con el inserso, que para mí tampoco es agradable notar como cuatro pares de ojos repasan de un lado a otro mi anatomía mientras yo intento conservar el equilibrio.

Dicho esto y en un intento de canalizar mi ira y ser más feliz que una perdiz...

Siento haber estado desaparecida todos estos días. Los profesores aconsejan una media diaria de estudio de tres horas. Súmale otra hora de deberes, una más si eres un ser vivo que se nutre y se ducha y una media hora si pretendes rendir en algo. Vale, por pronto que te pongas a estudiar se te hacen las diez. Pero no hay que olvidar que el ser humano es un ser social. Tenemos que relacionarnos, y a la vez el tuenti es un invento diabólico.
"En mis tiempos no había móvil, ibas a casa de Juanito, y si no estaba te ibas por donde habías venido"
Me parece genial que promovais el ejercicio físico, pero ir de aquí a la otra punta del país, por ganas que le echeis, es forzar. Asi que cuando inventeis una forma de alargar el día, como mínimo, a veintinueve horas, permitais que mi tocaya controle el mundo y pueda mover a su voluntad las ciudades, entonces yo os prometo que estudiaré las tres horas reglamentarias.

21 5 18 22 9 5 19 16.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Paper bags and plastic hearts

I used to be love drunk, but now i'm hungover. Love you forever.

He descubierto límites insospechados de mi persona. Soy más paranoica y estúpida, si aún cabe. Me rayo como la que más y posiblemente pierda el tiempo en tonterías inproductivas. Me gusta pasar el tiempo mirando a las musarañas y vivir con la posibilidad de encontrar un universo paralelo. ¿Quién nos puede asegurar que no tenemos un segundo yo al lado? Puede que esté sentado a tu lado en el autobús, duerma debajo de tu cama o sea él quien elija inconscientemente la ropa que te pones cada mañana. Posiblemente mi otro yo sea un optimista empedernido, feliz cual perdiz y poseedor de todas las manías que yo desconozco. Puede que sea el responsable de los escalofríos, la piel de gallina y los suspiros inaudibles. Tiene su puntito malvado, me deja comerme la cabeza y cuando todo pasa, se encarga de recordarme lo tonta que soy por ello.
No sé dónde estás mi pequeña mitad, pero te pienso encontrar. Y para aquel entonces seré yo la que elija tu ropa entre mis sábanas y tus suspiros como mi despertador.

lunes, 13 de septiembre de 2010

And listen to the thunder

¿Qué pasa, te has dado cuenta de cómo soy en realidad, no? Bueno, era cuestión de tiempo que te dieras cuenta de que no soy la niña delgadita que te creías. Que sí, que te lo dejé caer, pero no las pillas hijo, que se le va a hacer. Yo me he tragado como una tonta que te gustaba y tú, tú simplemente has visto algo que no hay. O bueno, más bien al revés, has perdido un par de curvas por el camino. Enserio, junta a tus dos amiguitas, que igual hasta te haces una idea de como soy. Ale, a vivir la vida que son dos días.

No hay nada más tonto que un virus en un tarro

Me encanta tener la última palabra,sin embargo, no soporto ser la última en escribir antes de que una converscación se quede muerta; tampoco decir adiós a un adiós.

Siempre se ha dicho que lo poco gusta y lo mucho cansa. Pues bien, creo que he pasado el límite de lo poco y me he convertido en un bastante. Bastante pesada. Dunno.

Tengo sueño, los mosquitos me acribillan y quedan todavía cuatro eternos días para poder dormir más de siete horas. Además, necesito verla, saber que después de mis enormes estúpideces sigue ahí y voy a poder darle el coñazo como a la que más. Necesito viernes. Bueno, necesito muchas cosas, y a muchas personas. Aunque supongo que ya tengo una edad para empezar a aceptar que hay cosas imposibles, días interminables y distancias insalvables.
Ecuaciones que nunca resolveré y sitios que no voy a pisar o al menos no de su mano.

LLamadme supersticiosa pero prefiero llamarlo destino, putada suena muy explícito.

domingo, 12 de septiembre de 2010

The smell of you in every single dream I dream


Me parece que estoy empezando a espantar a la mayoría de mis seguidores.

Con esto de empezar el instituto las pocas musas que me acompañaban han decidido dividirse entre física y tomar apuntes. Mi mano se resiente de la velocidad a la que se creen que podemos escribir. Hola, soy Sara, no un robot. Agradecería que tuvieseis en cuenta que aunque vosotros podais hablar tan rápido yo no puedo copiar a la vez. ¿Pierdo palabras sabeis?
Y empiezo a temer ser la única que entienda mi letra. Al menos nos dejan escribir en negro. Siempre me ha gustado escribir en negro. El azul con el rojo me parece antiestético, enserio. ¿Copiar los enunciados en rojo y contestarlos en azul? No pega, de verdad, y aunque lo intenteis, es misión imposible, igual que borrar el boli que se borra. Porque nunca se borra, solo deja manchas. Manchas ilegibles que intentan que cuelen por un borrado mágico.

El día que se demuestre seré feliz, hasta entonces. ¡Feliz santo Saras!
Sí, hoy es mi santo, y creo que es la segunda vez en dieciseis años que alguien se acuerda. Así que nada, si hay alguna Sara por estas tierras (aparte de la lerda de mi tocaya) muchas felicidades (:


PD. ¿Seguís vivos? ¡Necesito vuestros comentarios!

sábado, 11 de septiembre de 2010

A veces tengo que hacer de tripas corazón, a veces tengo que huir porque no puedo más

Poco es el tiempo que consideran tus padres que vas a pasar en casa de sus amigos aburriéndote.
Poco es lo que has bebido si te preguntan la mañana siguiente.
Poco es lo que te fijas en el chico de la camiseta blanca, los ojos marrones y la pulsera abrochada en el tercer agujerito.

Y podría seguir poniendo pocos. Es más pensaba hacerlo. Pero no. Y os preguntareis, ¿Por qué? Porque me toca los cojones, poco. Pero me los toca. Venga hombre fiesta.
Abrazo a ella, abrazo a mí.
Iconito a ella, iconito a mí.
Le comes la boca a ella, AH VAYA, A MÍ NO.

Vale, después de mi ataque de psicópata celosa, con dos tíos (y mis respectivas amigas) distintos, vuelvo a mi cauce. Mañana hablamos. Sed felices, que la vida es corta y los accidentes por las escaleras muy peligrosos.

viernes, 10 de septiembre de 2010

La misma ropa de ayer será el pijama de hoy

Más contenta que chupita.
Esto no es un intento de entrada optimista.
En realidad dudo que exista el optimismo. Inocentes ilusiones. Ilusos. Ya lo dijo Murphy, si algo puede salir mal, saldrá mal.
Algo solo existe si nosotros pensamos que existe. ¿Entonces la realidad es una imaginación?
Primera clase de filosofía. Las cosas van mejor, con mesas a lo física o química, de dos en dos, y aunque la gente ni se menee durante las clases, pero mejor. Por eso soy tan negativa. Puede parecer una chorrada, pero si tú te mentalizas para lo peor, y pasa, de lo malo lo mejor, ya te habías hecho a la idea. Sin embargo, si pasa algo bueno, subidón. Es simple, idiota, pero simple.
Así que, con canciones antiguas he llegado al fin de semana. Lo necesitaba. Levantarse a las seis y media es algo que aún tengo que asimilar.
Un día de estos os pondré alguna de las canciones que marcaron época, nunca viene mal recordar buenos tiempos.

Ah ah ah, apunte informativo y para el resto de la humanidad que no tiene de novio a Adri. A partir de ahora nadie se pone tontuca-perraca. Toash gochas, ¿Queda claro? :)


-Y yo, ¿qué soy para ti?
+¿Tú? La ilusión de por las mañanas y la diversión de por las noches.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Ya no duele, porque al fin ya te encontré

Me dan ganas de gritarle al mundo que te quiero, y que me pasaría mirando tu sofá negro toda la noche. Pero el mundo no te conoce, al menos no mi mundo. ¿Y sabes una cosa? Me da igual, de perdidos al río. Y del río a tu lado.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Tocarte sin las manos, esconderme sin querer detrás de unos ojos cerrados

Chicas de infarto, inseguridad y un vacío en el estómago que no se llena con comida. Más o menos así se resume mi medio primer día en el nuevo instituto. Estoy ligeramente acojonada. Si de por sí soy una persona insegura, me dirás tú que hago yo entre tanta chica de revista, enserio, yo así no rindo.
Llevo toda la tarde intentando calmarme y sólo he conseguido unas profundas ganas de vomitar.
Me pongo nerviosa y me duele la tripa. Es el ciclo de mi vida. La mayor parte de mis recuerdos están asociados con nervios, buenos y malos, pero siempre he estado atacada. El día de la comunión, la primera y todas y cada una de las veces que me he subido a un escenario para actuar, las madrugadas que he pasado de fiesta, incluso la primera vez que le puse la cam.
No sé que me pasa, pero vivo con el nudo en la garganta. Estoy mandando a la mierda algo que me importa tanto que no se como parar esto.
Os echo tanto de menos.

Necesito tocarte, estar contigo joder, aunque sea oir tu voz. Respira Sara, respira...

domingo, 5 de septiembre de 2010

Ale, buenas noches

Casi la una de la mañana, y sí, solo me conecto para deciros esto.
Estoy hasta los mismísimos cojones.
Amo a bocachancla y o botón-y-cremallera.
He recibido un sms de parte del novio de mi amiga, porque la susodicha alegaba no tener espacio suficiente para tantos insultos. Te quiero Sara.
Y sí, me gusta, me putee o no. Me gusta. Y si hacer lo que él quiere significa estar feliz, lo voy a hacer. ¿Sabes por qué? Porque como ya estoy cansada de gilipollas a la cara, me he buscado uno bien lejos.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Ese silencio que me desvive, me dice cosas que son tan claras

Mi nuevo instituto parece un palacio renacentista. Digno de videoclip, enserio eh.
Todos los que pasamos desde el antiguo coincidimos en que es claustrofóbico. Rejas, rejas, rejas y verde. ¿Verde? ¿Pero como pueden pintar de verde? Vale que en Cristo Rey siempre ha habido cosas verdes. Canastas verdes, árboles verdes, manzanas verdes. El tipo de verde que te hace sentirte como en casa. Verde acogedor, verde humano, verde cielo. Pero no este verde. Acojona. Es como si entras a un hospital y ves las paredes pintadas de verde pistacho. Cosa mala.
Aparte, mis libros pesan quintales, he perdido historia y he ganado algo conocido como "cmc", que bien podría ser "coñazo, muy coñazo" pero que por desgracia se conoce como ciencias para el mundo contemporáneo. Hasta educación física tiene libro, bueno, apuntes. Aunque todo sea dicho, lo prefiero a dar brincos. Yo con los pies en la tierra, no vaya a ser que me lo crea.


-Pues nada, dos besos, en las mejillas.
+Dejemoslo en la boca, ni para tí ni para mí.
-Mm vale, pero besos inocentes.
+En la boca la verdad que nunca vi inocencia...
-¡Pues te la imaginas!


No sé cómo, pero me ganas día a día. Aunque a veces seas tan borde,en el fondo hace que me encantes todavía más.

jueves, 2 de septiembre de 2010

I can't stop missing you

Opinaba que los mensajes de texto de móvil contenían mucha verdad en pocos caracteres. La gente se esmeraba en contar sus sentimientos sin que el coste fuera excesivo. La concisión de los sentimientos.
Ella guardaba muchos de los que recibía. Jamás los transcribía, jamás los pasaba a otros formatos. Creía que entonces perdían su magia.
Guardaba mensajes de más de diez años de antigüedad. Me decía que en ellos había dolor extremo, pasión sincera y puro sexo.
Los sms, según ella, eran el acrónimo de "sexo más sexo". Me contaba que todo el mundo tenía guardado en su móvil algún mensaje sexual.
Y que a veces sólo la persona que lo había recibido sabía que lo era; cualquier otro que lo leyese no lo descubriría. Ya que para ello debías conocer la hora a la que lo había recibido, el hecho que se había producido anteriormente y su intensidad.
Ella decía que los mensajes fantásticos eran el epílogo perfecto a una gran quedada. Cuántas veces sabes que tras una buena cita o quedada, al marcharte, a los pocos minutos de separarte de la otra persona recibirás un sms confirmando tu percepción de los momentos compartidos. A veces es más importante el mensaje que la propia quedada.
Yo también guardaba un mensaje en mi móvil desde hace tiempo, uno muy sexual, de esos que, como decía mi madre, nadie se lo imaginaría. Tan sólo decía "¿Vienes?"


Pues eso, que me basta con un sms para alegrarme la tarde, y más si es tuyo. Enserio, de lo tonto que eres me encantas.

martes, 31 de agosto de 2010

He's married to the game, like a fuck you for christmas

-Te quiero
+Es la primera vez que me lo dices, así..porque sí
-Lo sé

Se está acabando el verano. Oficialmente mis días de levantarme a las doce, salir toda la tarde, llegar a casa y quedarme hasta altas horas de la madrugada hablando con él están llegando a su fin.
Vale, en parte tengo ganas de empezar las clases. Que mi nuevo instituto esté en pleno centro de Zaragoza, y que encima pueda salir los recreos tiene su encanto, no lo vamos a negar, pero pensar en levantarme a las seis me recuerda a que muchos días solo llevaría dos horas durmiendo por haber estado hablando contigo. Y bueno, para que negarlo también, tengo miedo de que te olvides de mi. ¿Cursi eh? Lo sé, siempre me he quejado de las ñoñerías de los demás, y en el fondo soy de lo más pastelosa. Ais.

Mirando el lado bueno, a partir del día nueve no solo empieza la tortura , sino que también comienza la cuenta atrás para pilares. Para los que no seais de aquí, las fiestas del pilar son sin duda, una de las mejores semanas del año para zaragozanos y/o allegados. Conciertos, interpeñas, petos y encontrarte a primos, tíos y profesores. En ese último caso se incrementa la gracia cuando vas todo motivada con tu globo de Bob Esponja (sí, tengo dieciseis años, pero bob mola) tu camiseta de I(L) PILARES'09 y pegándo saltos por la calle. Pero no pasa nada, "Que son fiestaaaaaaaas!"

Así que, dicho eso, solo me queda dar las gracias a una de mis seguidoras, y felicitarla que mañana es su cumpleaños ;)

domingo, 29 de agosto de 2010

Quien negó que un te quiero es para siempre, tal vez no aprendió a soñar

Tu yo sexual es lo más importante de tu vida porque cuando entres en un lugar donde nunca has estado se activará. Notarás como rastrea, busca lo que desea, se enamora, se encandila, se llena de pasión. Quizá aún no lo has sentdo, pero dentro de poco, siempre que conozcas gente acabarás preguntándote qué significarán esas personas en tu vida.
Sólo entrar en un avión sabrás al instante qué personas deseas, qué personas serían capaces de sentir amor por ti o sentir tú amor por ellas y con cuáles desarías tener sexo.
Es innato en las personas y debes compreder que desear, que sentir, no es malo. Forma parte de tu yo sexual. Tu yo de ir por casa, tu yo formal, apagará tu yo sexual, lo hará dócil a ojos de la sociedad, presentable.
Pero, ¿cómo vamos a conocer a la gente que nos rodea si no sabemos cómo son realmente, si no conocemos sus jadeos, sus deseos sexuales, la forma en que muestran su pasíon más extrema...?
¿Cómo puede ser que no conozcamos todo eso? Cuando seríamos mucho más felices si nuestro yo sexual controlara nuestra vida y nuesto rostro mostrara la felicidad de la pasión.


¿Quién mola? ¡Sara mola!
A veces pienso que soy bipolar.
Las malas noticias siempre van antes que las buenas, y las mejores se celebran gritando.
Hablo, y cuando no hablo me muerdo las uñas. Odio que me interrumpan, me cambien de tema o me den largas. Terriblemente puntillosa no soporto que me lleven la contraria cuando tengo razón, ni que se burlen de mí. Creo que espero demasiado de los demás, por eso tiendo a exigirme a mi misma, como poco, lo que aspiro conseguir de otros. Me encanta el verano, pero si pudiera elegir una estación sería sin duda el invierno. Salir a la calle para ir al instituto y notar como la nariz se te empieza a poner roja , subir al autobús y respirar todo lo hondo que puedes como si así fueras a sacarte del cuerpo todo el frío. Dormir tapada hasta arriba, abrazando cojines y aun así, no pasar calor.

Quierote :)

sábado, 28 de agosto de 2010

Me llamo sara y nací el tres de enero

Siempre he pensado que uno de mis peores defectos es la impaciencia. Soy impaciente hasta la saciedad. Y tampoco puedo irme a dormir estando enfadada con alguien. O cuando alguien está enfadado conmigo. Se me hace un nudo en el estómago y no paro hasta que consigo (por cansancio, lo sé, insistente también soy un rato) hablar con la persona y arreglar las cosas. Puede parecer una tontería, porque cuando tienes cerca a la persona quedas con ella, te vas al cine, o si no te presentas en la puerta de su casa y no te mueves hasta que se digne en escucharte. Pero si una de las personas que más te importa está en la otra punta del país, no puedes quedar con ella y piensas que está enfadada, ¿Qué haces? Confiar en que hoy no sea la primera noche que no lee mi blog.

PD. ¿Por los pollitos? :(

jueves, 26 de agosto de 2010

Coup de foudre

Segunda entrada en menos de cuatro horas. Creo que desde que empecé con el blog nunca he actualizado más de una vez por día, pero tengo ganas de escribir. Me duele la tripa, cosa a la que empiezo a acostumbrarme y que parece preocupar más a los demás que a mí.
Nos morimos de calor. Zaragoza está en alerta roja, fosforito y con luces de neón. Y yo combato el calor y las inoportunas canciones de las tres emisoras que escucho a base de radical de fresa y de conversaciones hasta altas horas de la madrugada. Creo que no estoy preparada para levantarme a las seis de la mañana, ni para echarte de menos. Porque si ya lo hago ahora, imagínate cuando esté rodeada de ácidos, piedras y S'il vous plaît.

Tché. Me voy a leer ADVs, me consuela saber que cosas como esas le pasen a personas que no soy yo. See ya later my friends!

Me encantas niño de la nocilla, y aunque tu moreno sea a cachos te aseguro que quiero todos y cada uno de tus pedacitos :)

Dame fiesta, verás que poco cuesta.

Después de casi un año sigo pensando "Joder, ¿ya son las 7? un ratito más..." cuando escucho Hate that i love you. Me encantaba esa canción, y me la puse de despertador, cosa que le quitó gran parte de su encanto. Ahora no está mal, (siempre y cuando sea con Ne-yo, la versión española no me convence) me trae recuerdos, y sobre todo de invierno. ¿Por qué? No lo sé, pero casi todos mis recuerdos son de invierno. Eso, o agosto en malanquilla. Desde que nevó en zaragoza por última vez, y creo recordar que eso fue como hace unos...¿cuatro años? me levanto todos los días de invierno con la esperanza asomarme a la ventana y ver todo nevado. Supongo que me vendrá de herencia ya que el graciosín de mi padre acostumbra a levantarme con un "¡Sara, que nieva!" incluso cuando hay que guiñar los ojos para ver un copo. Aun así me da igual, yo sigo con la esperanza tonta de levantar el tres de enero (que para quién no lo sepa, es mi cumpleaños y el de una de las mejores personas que conozco, dicho sea de paso) y no ver más que blanco. Bueno, blanco y negro. Que no se cumplen diecisiete años todos los días.

Bueno, dejo la entrada a medias, esta noche os cuento más :)

martes, 24 de agosto de 2010

Dutty love


Hay que ver lo que cambia todo. Siempre he pensado que las cosas, te entran o no te entran. Quiero decir que siempre me ha gustado tener el control sobre lo que me gustaba y lo que no. Incluso con la gente. Con esto no quiero decir que me gusten las personas superficiales, porque en verdad es algo que me molesta seriamente. Simplemente, creo en la primera impresión. Claro que se puede cambiar. Momento en el que una amiga te enseña una foto de su ex, típica conversación:

-Mírale, pero que feo/capullo/cabrón es.
+Buf..cuánta razón.

Y la cosa es que te lo crees. Si tu amiga te dice que es feo, o que se parece a un iconito del messenger, tú, te lo crees. ¿Primeras impresiones, no?
Meses después, chica conoce chico, chico tira tejos a chica, chico se convierte en el más maravilloso, guapo y adorable especimen masculino sobre tierra. Por eso, y aunque crea en las primeras impresiones, se que las cosas cambian y casi siempre a mejor. Escuchas una canción en la radio y no te gusta. Dos semanas después, te gusta, te gusta, o creas una emisora alternativa de country irlandés. No hay otra, las cosas acaban gustando a base de repetir, y repetir, y repetir. (Menos la formulación, que por mucho que repitas los oxoácidos, no te acaban gustando)

Pero a lo que iba, tengo plancha de pelo nueva, y estoy contenta. Esta noche lo estaré más, asi que aprovechad, que a partir de mañana volveré a mi época oscura. Fracaso anunciado. Salto a la piscina sin agua. Vamos, que la voy a liar.

lunes, 23 de agosto de 2010

Date la vuelta, mírame, ponte más cerca, que quiero saber a que sabe tu piel cuando te despiertas


Veintitrés de agosto. A veinte días de empezar las clases y a poco más de una semana de volver a reencontrarme con mi amiga la formulación (sí, la química no es lo mio ¿vale?) me muero de calor.
Las noches son peores que las del coloso en llamas. Mi ordenador se colapsa después de pasar horas hablando con él, y cuesta hasta escribir de lo que queman las teclas. No me quedan calippos, y a mis padres siempre se les olvida comprarlos. ¿Será un complot contra mi? Aun así, duermo abrazada a un cojín. Nunca he sabido dormir sola, sin taparme los pies o con una mano fuera de la cama. Posiblemente por miedo a que alguna criatura extraña saliese de entre las sombras y me arrastrara con ella. Tampoco se dormir sin la persiana bajada hasta abajo, aunque eso implique una cantidad muy limitada de aire y un calor sofocante. Por eso me encantan las noches de invierno en las que puedo meterme en la cama, tapadita hasta arriba y esperar a que me entre calor para quitarme los calcetines; nunca he podido dormir con ellos. Me decían que no crecían los pies, y hasta el día en el la treinta y ocho ya no me entraba no me planteé ponermelos.
Y ahora no puedo dormir sin ti, o no quiero hacerlo. No lo tengo claro. Creo que lo meditaré con la almohada. Hasta entonces, ¿sueñas conmigo otra noche más?

domingo, 22 de agosto de 2010

Necesito verte aquí, tu mirada me hace grande, y que estemos los dos solos.

Es la una de la mañana, y sí, no tengo nada mejor que hacer que actualizar el blog.

Le echo de menos mientras me como unas natillas. ¿Repetimos? Ah no, que todavía no ha pasado nada.




Siempre he tenido miedo a dejarme conocer, y a que la gente pudiese saber cuando estoy mal. Odio el momento en el que intentas hacerte la fuerte con un disimulado"Eh, pero que no importa, que estoy bien :)" (aunque estes por el suelo) y no cuela. Porque se me ven las intenciones de aquí a asturias.


Dicho esto, no tengo el día para contaros mucho, estoy a un clic al enter de jugarmela a lo kamikace, y a una perdida de madrugada de coger un patinete e ir hasta allí. Soy tonta, mucho, lo sé, no puede gustarme, no me gusta. Me encanta.


Nota adjunta: como algún día lea esto la lio, que patética dios.

viernes, 20 de agosto de 2010

Losing you is like somebody just turned all the lights off

Marina me dijo una vez que solo recordamos lo que nunca sucedió.
Y tú eres lo que nunca sucedió. Ambos lo sois.
Y pienso, pienso, pienso...
Pero ninguno de los dos estais aquí para que deje de hacerlo. Gracias guapetones.





Voy a hacer que rompan todos los espejos, que la única forma de verme sea mirarte a los ojos. Y pasaré horas y horas sin moverme de allí. Horchata.

jueves, 19 de agosto de 2010

Eres la chica de Andrés y has sido la de tantos, eres la niña moderna, que nunca ha roto un plato.

Bienvenido al mundo real.
Niñatas superficiales cuya máxima aspiración en la vida es una talla treinta y cuatro y cinco centímetros de camiseta. Fotos luciendo tipazo, pero se llaman focas. Tatas, socias, primas. Monísimas todas ellas, monísimos sus minúsculos pantalones, monísimas las sonrisas de los tíos presentes. Pero lo que importa está en el interior. En el interior del sujetador querrás decir.
Te miran con superioridad, no lo niego, todas hemos querido ser ellas. Barbies rapuncel, enfermeras o tenistas. Melenas de medio metro, midiendo 1.60. Para algo se hicieron los tacones.
Paseito de una punta a otra de la piscina, eso sí, que no te toque ni una gota. Te miran de arriba a abajo, podrían decirte el numero de brillantes que llevas en el bikini.
¿De qué color decías que tienes los ojos?

Así debería ser, pero la genética me jugó una mala pasada.
Deja de llamarme idiota, no soy como ellas.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Y pasar la noche entera dibujando primaveras


Requiem por una plancha de pelo.
Mi incondicional amiga, mi compañera de madrugones para ir al instituto en condiciones, mi fiel ayudante. HA MUERTO.
Total que mi madre se niega a volver a comprarme una decente, y me situa al borde del abismo con la opción de raparme o de dar mala impresión ya nada más empezar las clases. ¡Yupi!
Dicho esto, siento no haber podido actualizar antes. Volví el lunes por la tarde, y entre intentos de deshacer maletas y socializarme un rato no he tenido tiempo de pasarme por aquí. Aun así, prometo que os he echado de menos y que si me da la venada actualizaré con una de mis rayadas pueblerinas. Y bueno, estas fiestas...extrañas. Tequila, dolor de garganta y sms inesperados.
Ya os enseñare fotos :)

Me encanta cuando me llamas princesa, te ries de mis pecas o intentas pervertirme de noche. Me encanta que me des envidia, me trates como a una amiga y a los dos minutos me quieras besar. (Porque lo haces, y nadie va a cambiar mis ideas) Me encanta encantarte, y me encantas tú.

viernes, 6 de agosto de 2010

Malanquilla, here we go.


Ha costado, pero mañana me voy al pueblo. Nueve días de fiesta, desfase y de olvidarme un poquín, que después de todo me lo merezco. Que decir de estos días, los hielos se han derretido, me bañé en ropa interior en algo que podemos denominar medio piscina de agua encharcada y he pasado los cinco mejores segundos de mi vida.
Dicho eso, a lo que iba.

Os voy a echar de menos, voy a echar de menos internet, el tuenti, vuestros comentarios y a mi morena favorita.
¿Qué os voy a decir de ella?
Me acuerdo de cuando la conocí hace casi tres años, enserio, en una de esas la habría matado (se que ella a mi también) y aunque soy de ideas fijas, nunca me arrepentiré de las cuatro veces que nos agregamos al tuenti.
Me ha enseñado tantas cosas, que a casi ochocientos kilómetros, con un par de años de diferencia y más de un furcia de por medio os aseguro que la quiero un montonazo.
Podría llenar el blog de cosas que quiero decirle, pero como se que algún día se las podré decir a la cara, lo dejo en un
Gracias tocaya :)


PD. Vuelvo el 16!

martes, 3 de agosto de 2010

Share dreams, share your bed.


-¿Entonces qué te queda si no sueñas?
+ Nada, lo de siempre, por eso no lo hago, tengo miedo a acostumbrarme y luego despertarme de nuevo.
- Tu verás...


Te aseguro que si tuviera que ver algo, sería a ti. Todos los días, las horas y los minutos de lo que queda de verano. Pero no puedo hacerlo, por un puñado de kilómetros que te convierten en mi obsesión.
Dadme quince días, enserio, puedo ser fuerte.

Se me han acabado las pipas, derretido el calippo, y secado el permanente. No soy gafe, solo que la buena suerte ya no quiere jugar al escondite conmigo. Ella corre mucho y yo siempre me quedo quieta en el mismo sitio. Guardando los momentos.
Nadie podría sobrevivir sin recuerdos. Buenos, malos. Todos en su sitio. Por eso empecé a quedarme con las cosas. Los tickets del metro de parís, las entradas del zoo, cartas que me escribieron y que no contesté. Nuestro tamagotchi, una medalla, el confeti de mi regalo de cumpleaños del año pasado. El del anterior. Caramelos, postales de navidad, una lista de canciones y un album de fotos. Mi pua, tu pua. La vela que nunca encendí por miedo a que se consumiera. Etiquetas, conversaciones silenciadas en trozos de papel arrancados de un cuaderno. Dibujos, un poema.
Cosas insignificantes, sin las que no podría vivir. Como tú.


PD. Felicidades personilla que se asemeja a mi hermana mayor, y por la que nunca, bajo ningún concepto pienso mostrar algo de afecto :)

lunes, 2 de agosto de 2010

Que inventes mil fantasías y que vivas en tu mundo de baldosas amarillas.

video
Me prometí a mi misma que no volvería a escribir sin pensar las cosas, al menos, en frío. En dos días he pasado de estar al borde de fundir los plomos por un subidón a ver agosto sin nada y sin nadie. Paso todo el año siendo lo que más odio en el mundo, falsa; sonreir, asentir y esperar que pase pronto. ¿Por qué? Por una semana. La única semana que puede hacerte olvidar todo, subirte a extremos insospechados de felicidad y bajarte de golpe el día diecisiete, con sueño, resaca y lágrimas acumuladas. Pero vale la pena. A mi me vale, porque todos los días que paso esperando, no las veo. No estoy con ellas, no oigo el mítico "Sara baja, que han venido a buscarte" ni el sonido que hacen las cortinas de la puerta cuando llegas de madrugada. Y no puedo pasar dos años sin estar allí, simplemente y otra vez, no puedo.

domingo, 1 de agosto de 2010

Nuestro amor será leyenda, y una mierda.

Realmente soy tonta. Tienes un don, una visión ultrasónica o simplemente, dos ojos. ¿Siempre aciertas sabes? Y no puedo soportarlo, porque a mi me toca la parte mala. La parte en la que yo me creo super fuerte, me hago ilusiones y me doy el tortazo. No fallas una.
Y yo, simplemente, no puedo.

viernes, 30 de julio de 2010

El cielo está en cualquier lugar.

Dibujos de niños dibujados.

Repasando entradas antiguas me he dado cuenta de varias cosas. Empecé este blog pensando en él, y después de sesenta y tres entradas, sigo haciéndolo. Entradas de subidones,de míticos "Sólo somos amigos" y de buenos intentos de "Yo puedo con todo". Le habeis sacado parecidos con animales, vacilado e incluso insultado. Pero tranquis, que se que iba en coña.

Me estoy empezando a plantear el ser una loca psicópata con un alto grado de adicción a los abrazos (¿Será verdad que siempre quieres lo que no tienes?), que acosa a sus amigas. Enserio chicas, mirad hacia atrás. Puedo estar en cualquier sitio, en cualquier momento. Menos en asturias.
¿El por qué? Todo el mundo se va a allí. La que no se viste de yanisca-llanisca (uff), se va de fiesta o a buscar a las partes restantes de un trío. Muy liberal todo. Y yo aquí. Tierra llamando a los padres de Sara. Os juro que como convenza a mis amigas me plantó allí en agosto, con patinete, diccionario de asturiano y a ver quién es el gracioso que me dice que hace frío.

PD. Si tú también quieres tu pulsera de Sara Carbonero, envía un sms al 5555, con las palabras claves "Tocaya espacio, quiero-mi-pulsera". Costes de envío y políticas de seguridad en el reverso del envase.

jueves, 29 de julio de 2010

Can we pretend that airplanes in the night sky are like shooting stars?



Maltesers derretidas, congeladas.

Como veis me ha dado por cambiar y el blog no iba a ser menos. Empezaba a estar cansada de tanto blanco y de la foto del ipod azul, que por si no lo he dicho nunca, la hice la tarde de antes del examen final de historia.
Estoy cansada. Mucho. Posiblemente me vaya ya a dormir y os cuente mañana todo lo que quería.

Buenas noches! (¿Os gustan los cambios? ^^)

lunes, 26 de julio de 2010

Para tí princesa.


Una semana sin actualizar, tengo esto abandonado.
No imaginais el mono que tenía de portátil. Me encanta mi pueblo y el frío que puedes pasar en pleno julio, pero las nuevas tecnologías son escasas. Un ordenador, una casa y un chat. Es jodido compartir tuenti y msn mientras intentas mantener una conversación con uno de los dos chicos que te gusta y a la vez te smseas con el otro. Si algun día me confundo prometo contaroslo, sería gracioso.


Tengo nueva seguidora, y aunque está lejos se que lee esto. Me sorprendió que alguien encontrara mi blog gracias a Tuenti. Sí, es extraño, que la mayoría de gente que conozco leyera esto acabaría con mi vida social, y aun así puse la dirección. Mi subconsciente tiene vida propia y de alguna manera uso el blog para desahogarme. La mayoría de vosotros no me conoceis y quizá es eso lo que me motiva para escribir aquí. Nadie va a juzgarme, nadie va a venir un sábado con un cubata en la mano y me va a preguntar "¿Quién es ese chico?" o "¿De quien estás harta?".
Enserio, gracias por leeros todos mis desvaríos, que se que no son pocos.


Y volviendo a la realidad.
Amigas mías. Solas, o no. Enamoradas, o no. Bajad a tierra firme. Pisad con los dos pies el suelo y agarraos bien fuerte. Bienvenidas al jodido mundo real, y de regalo, sinceridad. Bailad, saltad, corred toda una avenida hasta quedaros sin aliento. Cambiaos en medio de un campo, que no se diga que las chicas de ciudad no tienen pueblo. Tener dieciseis años no significa olvidar que hace tres jugabais con muñecas y ahora os pintais como ellas. Los chicles de boomer, las peleas de agua y reiros por nada. Que se os corra el rimel y al día siguiente os levanteis con la cara negra. Enamoraos. Sentid que os morís por verle, por estar con él. Seguid siendo unas crías. La vida mola más así.

martes, 20 de julio de 2010

The tear in your eye and your calm hard face.


Él y nosotras. Los tres. La ex, el mejor amigo y la idiota. Bailando juntos. Viva la amistad. Yupi.

Es genial cómo cuando estás a punto de saltar de la silla, salir al balcón y gritarle al mundo que los matarías a ambos, una canción muy inapropiada empieza a sonar en la radio. No es que vaya a matarlos, esque me dan ganas de arrancarles la piel y salpimentarlos. Y os preguntareis, ¿por qué? A ella, por robarme (con alevosia, premeditación y nocturnidad también) al segundo chico por el que realmente siento algo. Y a él por ser tan jodidamente buen amigo. Pasa de mí; haz algo chico que parece que tengas horchata en vez de sangre.
Y si a estas alturas seguis con ganas de leer a esta loca psicópata he de confesaros que aparte de todo lo que ya se puede notar, también me va el rollito "canciones tristes=momentos tristes" por eso de la autotortura y tal.

Lo dije una vez y lo repito. Es imposible que todas las partes de mi vida estén en equilibrio. Si ellas están guay conmigo, quedamos y nos lo pasamos bien, él tiene que aparecer para hacer algo y joderlo todo. O el otro, que no aparece y eso también es un problema.
Enserio, mi cabeza da más vueltas que una lavadora. No es sano.

viernes, 16 de julio de 2010

Desde lejos nuestros cuerpos se hacen aire



Hoy y después de mucho tiempo me he decidido a hacer limpieza de hotmail.
Casi setecientos emails. No me importa que me vaya a morir de la risa, que un malvado virus intente quemar mi disco duro cual antorcha olímpica o que un psicópata este esperando detrás de la puerta de mi habitación para torturarme.
Vale, la tortura no me da tan igual. Desde el lunes duermo pensando que en cualquier momento el loco de "Scar" va a venir a trincharme cual pavo de navidad. Pobre gente inculta que se tragó que una película con ese título podía ser de amor. ¿Cicatrices del amor? Venga hombre, fiesta.

Se nota que la gente se ha ido. Inglaterra, playa o pueblo. Pero se ha ido. Tuenti empieza a estar vacío. En el messenger son cinco las personas a las que aún saludo, y tres con las que se puede mantener una conversación más allá de Hola, Que tal? Muy bien, tú? Bien, Me alegro. Sin embargo, yo también quiero irme. Coger un tren, plantarme allí y hacer que me digas al oido una a una todas las cosas que escribes.
Es un juego, vale. ¿Pero no puedo cambiar las reglas? ¿No puedo hacer que te olvides de los ochocientos kilómetros, que me quieras? ¿No puedo ser feliz de una jodida vez?


Porque no sé de donde has salido,toda una vida sin verte
Pide cena para dos
Fui a donde se envían los desvíos, decidido a probar suerte
Porque cuando se juntan dos ríos se hace fuerte la corriente
Te vas hasta luego y yo...

sábado, 10 de julio de 2010

What's somebody like you, doing in a place like this?


Vale, es difícil de entender. Más bien, es difícil de explicar.
¿Como consigues que se entienda como te sientes, cuando en una semana alguien consigue lo que llevas esperando durante años? No lo sé. No le quiero, no estoy enamorada de él, y no pretendo estarlo. Es más, no lo voy a estar. Simplemente me gusta hablar con él, que me haga sonreir o que me ponga roja por cosas que no sé ni si escucharé a la cara.
Puede que me esté volviendo loca, chiflada, majareta, pero las mejores personas lo están. Y me gusta.

Just gonna stand there and watch me burn, but that's allright because I like the way it hurts.
Les vamos a dar la del pulpo. Porque si Paul lo dice, a ver quien le lleva la contraria, que aun no se conoce pulpo que valga treinta mil euros y este pobre seguro que acaba en mamos de algún alemán, que ya se sabe lo malo que es el rencor.
Y yo en la fuente. Con lucecitas, banderitas de españa, y vuvuzelas también. Será por cosas que tienen en los chinos.
Si me electrocuto, encantada de haberos conocido.

¿Sabes lo que pasa? Que si te diera un beso de buenas noches, se juntaría con el de buenos días.

miércoles, 7 de julio de 2010

Piensa en lo que piensas cuando lloras, cuando me dices que no.


No estoy celosa.
No estoy celosa.
No estoy celosa.
Tampoco me importa que la furcia esta se dedique a poner estaditos. Venga hombre, ¿te crees guay? Buscona.
Vale, se que es patético llamarla buscona, estoy en decadencia.

Cada minuto que pasa, la posibilidad de decirle algo empieza a deshincharse. ¿Para qué? No soy una macarra rosario al cuello y haches al teclado, no soy una "punk" que no sabe ni tocar acordes con la guitarra pero se cree guay por ir con ella a cuestas solo para impresionar a alguien que se rie de ella más veces por día que las que respira, ni soy una de las tías que irían en bikini hasta en noche vieja para lucir palmito y luego hacerse fotos y sacarse mollas de donde no hay más que estupidez.
¿Es tan complicado que te enamores de una chica normal?

Cuando lloras se para el mundo y nunca se que decir.
Cuando lloras me derrumbo y no me sale fingir.
Cuando lloras las horas le dan la vuelta el reloj.
Cuando lloras a solas me muerdes el corazon.

lunes, 5 de julio de 2010

Miedo a no parecer diferente y con suerte a disfrutar



Solo llevamos cinco días de julio y ya he pasado más tiempo en la piscina que en todo el verano pasado. Me impresiona como han cambiado las cosas. Ya no tengo el móvil rosa chillón que con tanta ilusión conseguí, estoy más morena y posiblemente tenga el pelo un poco más largo. Salgo con gente que hace medio año no conocía o en la que simplemente no reparaba. He aprendido que las cosas se desmuestran con algo más que palabras y que a más de ochocientos kilómetros hay alguien que merece la pena. No me molesto en peinarme para bajar a comprar chicles, ni me preocupa que me vean con el pelo sin alisar. Las viejas amistades me han recordardo la inocencia que perdimos juntas, y por qué aunque estemos separadas hay algo que siempre nos va a unir. Escucho más música en inglés, aunque sigo entiendo lo mismo. Descubrí como controlar la risa tonta y ahora simplemente hay silencio; silencio ante las cosas que me molestan, o que simplemente paso de escuchar. Cada vez hay más falsedad flotando en el ambiente, y la gente que conserva la sinceridad pocas veces sabe usarla. Las canciones tristes siguen creandome un vacío en el estómago, aunque ahora ya no sea por la misma persona. No quiero que seas mi amigo, pero ya lo eres. No quiero que me quieras, pero ya lo haces. Solo quiero decirte la verdad, pero no puedo.

jueves, 1 de julio de 2010

The way you move ain't far, you know


Aplausos.
He pasado más tiempo en ir y volver a la piscina, que en estar allí. Total, que de camino a casa, bajo el sol y sin gafas (porque las he perdido, y no sé donde) he decidido entrar a los chinos por ver si encontraba algo decente. Aparte de "posits" (nunca he sabido muy bien como escribirlo) de un color rosa más bien tirando a deslumbrante y un par de permanentes negros, no había nada.
Tras pasar un cuarto de hora observando como la mujer de la tienda me miraba (más bien espiaba) me ha venido a la cabeza que una vez alguien me dijo que tuviera cuidado de entrar sola a esas tiendas, supersticiones de la gente, aunque de las pocas que no colecciono.
Y para que negarlo, soy una persona supersticiosa, bastante. Se que son tonterías, y posiblemente viviría igual de bien si no hiciera caso a esos pequeños impulsos, pero si existe la suerte, mejor no tentarla.

¿Soy rara? En menos de dos días me lo han dicho como unas seis o siete veces, y voy a acabar creyéndomelo. Quizá por eso soy tu amiga, y nada más.

Te echo de menos, ¿vas a darte cuenta algún día?

domingo, 27 de junio de 2010

Vuelve a cantar la canción que ella piensa que alguien le escribió


Dices que te sorprendo, pero no sabes por qué.
Nunca sabes el por qué de nada, pero yo tampoco.
Soy el colmo de la obviedad y se de más de una a la que pongo nerviosa; no puedo cambiar lo que siento y lo he intentado, aunque haya supuesto un engaño general y otro más a la innumerable lista de mis gustos. Que sí, que podeis seguir diciendo que cambio más de chico que de ropa, me importa menos de lo que me afecta.
Creo que desde hace tiempo debería haber optado por el halo de silencio que tanto se estila.
Y aunque ahora me sienta mal no es una promesa rota, es un os necesito.

sábado, 26 de junio de 2010

Here we go again


Como el calor en verano y el turrón en navidad, he vuelto.
La temperatura no hace más que subir, y cada vez me molesta más tener el pelo por la cara; ¿Por qué me quedan tan mal los moños?
¿Hará tanto calor en Italia? Jopé si la echo de menos...

Parece que todo el mundo se ha ido de Zaragoza a la vez, y yo estoy aquí encerrada, pasando calor como la que más y confiando en el que el cuerpo humano pueda sobrevivir a base de calippos de fresa, que es lo único que me apetece veintinueve horas al día.

http://www.youtube.com/watch?v=JR415FX36A8 Dame fiesta.

lunes, 21 de junio de 2010

Te pilla la tarde en tu cuarto otra vez, no suena el teléfono y tú sabes por qué


Tengo la extraña sensación de que hay un mundo paralelo que me estoy perdiendo, como si de las veinticuatro horas del día, doce se invirtieran en sitios tales como twitter o la intimidad de los privados de tuenti. La ligera mayoria de los temas de conversación giran entorno a cosas que yo no entiendo, y me desespero ; me estoy volviendo tonta, más aun.
Mi profesora de física estaría de acuerdo conmigo.
¿Cómo he podido olvidar toda la formulación en un año? En tercero me gustaba, lo juro.


Desde ayer tengo mono de escribir horóscopos. Siempre me ha parecido divertida la posibilidad de que a las quinientas treinta y un mil personas que son capricornio y a mí , pudiera estar esperandonos nuestro amor a la vuelta de la esquina. ¿Y tenemos que pasar todas por la misma esquina? Sigue esperando cariño.

domingo, 20 de junio de 2010



Parece que el mundo haya estado conspirando a mis espaldas; llevaba meses esperando la noche de ayer y lo único que tengo son unas agujetas del quince de tanto vomitar y la mínima esperanza de que haya un próximo y estemos de una vez las tres juntas.

Quedan escasos dos días para que empiece a vivir pegada a un teléfono. ¿Será que sí? ¿O tendré que matar a alguien?


It's like I waited my whole life for this one night
It's gonna be me, you and the dance floor
Cause we only got one night
Double your pleasure, double your fun

viernes, 18 de junio de 2010

CR


Supongo que ha llegado el momento de despedirnos, y no sé como hacerlo sin deciros adiós. Todavía tengo un nudo en la garganta y pienso en que decir en momentos como el de hoy, en los que sobran las palabras y todo se demuestra con un abrazo. Ha hecho falta escuchar esas palabras "Nos vamos chicos, esto se acaba aquí" para darme cuenta de todo lo que se queda en este colegio. Trece años, con sus momentos de risas, con sus lágrimas, y ante todo con vosotros. Y he necesitado el último día para ver que os necesito, que sois más que un viernes en un parque o un martes entre butacas. Por eso, creo que la única palabra que se puede decir en un momento como este es GRACIAS, a todos; a la mejor clase que he podido tener, a ese grupo de locos que no pienso olvidar nunca, a mis dos niñas, a todas y cada una de las personas con las que he pasado los recreos y al que hoy en día puedo decir que es mi mejor amigo.
Os voy a echar de menos, y no sabeis cuanto.

Os quiero.

miércoles, 16 de junio de 2010

She liked a song played again and again



Ropa nueva y un prometedor fin de semana. Esto pinta bien señores.
Lalalalala.
Que conste que aun así me da pena.

lunes, 14 de junio de 2010

We know that none of them have felt this way



Siempre me he preguntado que tienen los niños pequeños que hacen que sonrías con un simple dibujo de un corazón, me encantaría ser como ella.

Tryin' to think of something, anything. Just to keep me from thinking of you
En menos de un mes he pasado del blanco al negro. Soy de extremos, siempre lo he sido, y siempre me lo dicen. Nadie entiende como pueden gustarme los polos opuestos, creo que yo tampoco. Y me revienta, me revienta todo. Que me guste, que cada día se duplique el número de personas que lo sabe, y que ahora que empiezo a tener las cosas claras vayan a llegar tres jodidos meses a cambiarlo todo. Estupidez alcanzando su máximo exponente.


Me odio.

domingo, 13 de junio de 2010

Sonreiste a quema ropa, contra el filo de mi boca


Y ahora que han acabado los exámenes, yo no quiero que acabe el curso.
¿Por qué todo tiene que pasar con tan poco tiempo? D:

No estoy inspirada, ni se que contaros, asi que simplemente lo dejaré en que el viernes fue genial, maravilloso, estupentástico y legendario. Aiiiiiiiiiiiiiiis...


Siempre fui poniendo parches, negando segundas partes.
Hasta que me demostraste, que no quiero olvidarte.
Tú me enseñas que, se puede querer, lo que no ves.

miércoles, 9 de junio de 2010

Ya no digo lo que pienso, porque solo pienso en ti


No sé, me siento rara. Rara porque por una parte os necesito más de lo que yo pensaba, y rara por que a la gente que sabia que necesitaba simplemente no la encuentro.
Se que os voy a echar de menos, son muchos años, y mucha gente. A algunos los pierdes por el camino, a otros no acabas de pillarles el punto, y bueno, algunas son las de siempre, las que estuvieron, las que dejaron de estarlo y volvieron, las que siempre lo hacen. Quizás no son las que se buscarían en un catálogo de amigas a la carta, ni las que te llevarías a comer un domingo a tu casa, pero son ellas, y me sobra.
Y están ellos, si pudiera definirlos a todos en una palabra sería diferentes. Ni buenos, ni malos, simplemente diferentes.

Dejando aparte este ataque de sincerad emotiva, hoy me siento como en una peli americana. Pero de las buenas. Me direis, Sara, esas pelis no existen. Vale, puede que no, pero...¿Quién no se ha visto tentado a ver una de ellas? Todos hemos caido, y si no lo habeis hecho, lo hareis. (Igual que una fiesta en la pineda, si no la has hecho, la harás, ley de vida.)
El tema es que alguién con muy poca vida social, y un aburrimiento en auge ha creado un falso tuenti con el nombre de mi (nuestro) colegio, y ADIVINAD QUE! se dedica a la publicación (más que ilegal, toca narices) de cotilleos ajenos y por lo que veo, ahora publicos. ¿Quién será el siguiente? Atentos amigos...


Me encuentro mal, mucho. Todavía tengo la marca del gotero, y no quiero otra.

martes, 8 de junio de 2010

To ten million fireflies


I'm weird 'cause i hate goodbyes
I got misty eyes as the said farewell.


Zas, pillada. ¿Se creía que iba a pasar desapercibido? ¿Por quién nos toma?
No me queda claro el sentido de poner el dibujito de un burro a tamaño 5 en la esquina derecha de un examen final de biología. ¿Intentaba despistarnos? ¿Qué no notásemos que se ha pasado los criterios por el biotopo? Venga vamos, fiesta.
A lo tonto, tontea, ya solo quedan seis exámenes y tres días para la despedida. Muchas espectativas. Quizás demasiadas.
Sí, nos estamos pasando.

LARALALA..
El amor que contamina pero en otro color.

lunes, 7 de junio de 2010

You don't know what is like to feel like me


Me encantaría no ser tan obvia. No tener que medir las palabras que escribo, hacerlo sin pensar. Me encantaría hacer todo sin pensar, quizás las cosas iban mejor, quizás no, pero ¿tengo algo que peder?
Vale sí, algo sí. Bueno, alguien.
Es extraño como una persona (o varias) condicionan las decisiones que tomamos a lo largo de la vida, y como tres personas, un grupo del msn, y alguna que otra persona dispersa por unas escaleras verdes y un suelo de gravilla, cambian como te sientes, y tus reacciones. He de reconocer que no soy objetiva. Me encanta que prevean como voy a actuar, pero solo a veces, y solo si es ella quien lo hace.

Ahora se que tengo miedo, miedo de ser la única que tiene sentimientos, o al menos la única que los muestra. Soy la paranoica, rayante y acosante Sara. Y no puedo cambiarlo, por mucho que lo intente es así. Tengo miedo de decirlo, si ya lo sabes.

domingo, 6 de junio de 2010

Si pudiera daros un consejo, sería que usaseis protector solar.

Hoy no hay foto, que están todas en el móvil y no tengo tiempo de buscar el cablecito.
Esta semana esto va a estar bastante abandonado, espero poder sacar un rato aunque sea, que falta me va a hacer hablar de algo que no sea exámenes.

Hay cosas que no se le pueden contar a nadie, y creo que esta es una de ellas.

sábado, 5 de junio de 2010

Out of place

La vida es maravillosa, el cielo azul, y yo miento genial.



Hemos reido, hemos llorado, hemos pasado juntos tantos momentos de nuestras vidas...
Lo único que tengo en mente ahora es como sobrevivir a esta semana, y llegar al viernes. Parecia ayer cuando pasabamos las horas muertas del comedor a la sombra del pabellón, y cuando nuestra máxima obediencia era entregada a un rectángulo rojo pintado en el suelo o al sonido de unas llaves al principio de una fila india.
Os voy a echar tanto de menos...

Estoy entrando en pánico, no quiero que llegue el lunes, bueno, principalmente no quiero que llegue el martes. El lunes es el mal menor, él es el bien mayor, visto así.
No sé lo que quiero hacer, pero con nada. Casi todo lo que había decidido se está desvaneciendo, y quizás necesito que alguién opine, que me diga algo aparte de "El año qe viene no podrás estar tanto en el ordenador"
Vaya, ¿No me digas?
Aun así, si hiciera una quiniela acertaría más parejas que gente que me echaría de menos, convencida estoy.
Quizás ese rollito de irse a vivir la vida a lo hippie-furgoneta no está mal, por el momento lo pensaré.

viernes, 4 de junio de 2010

Si en el fondo es lo que quiero.

Jaque mate.

Funciones, límites, revolución francesa, proteínas, glúcidos, lípidos, CD, CI, atributo, Fernando, Isabel, un avión y psicosis.
Me asombra la tranquilidad con la que me estoy tomando los finales, el domingo me arrepentiré, lo sé.

-b/2a
Suponiendo la b como la parte indispensable en la vida, y la a como la parte complementaria (aunque necesaria también), se comprueba mi teoría de que en gran parte todo depende de una persona. Bueno, todo lo malo. Porque si en algún momento la b llega a ser cero, por importante que sea la a, no va a poder cambiar la situación.

¿Por qué cojones cuando él se desconecta del chat, se me desconecta a mi también?
INAGUANTABLE.

miércoles, 2 de junio de 2010

Castigat ridendo mores


Síntesis de proteinas.
Fantástico. Tres con treinta y tres periodo puntos menos. Ahora todo lo que puedo conseguir es un irritante número par. Odio los números pares, tan perfectos, tan destinados a encontrar un igual, siempre me he preguntado si el infinito sería par o impar; aunque nada es para siempre.
En cuestión de gustos podría decirse que soy una persona rara, pero a todos los niveles. Tengo la acertada cualidad de ser inoportuna, para casi todo y para la gran mayoría de gente que conozco. Es algo que durante años y junto a mi supuesto seseo han atormentado mi existencia, hasta el punto de llegar a creer en ello.
A parte de mi infructuoso intento por hacer un examen de biología decente, el día ha sido bastante agradable.
He descubierto que me encanta ir a francés, e incluso las clases de física son más interesantes así.

Quiero la pulsera que he visto en la tele, mola.

lunes, 31 de mayo de 2010

Vive feliz, solo es un niño...


Decididamente nunca voy a acertar con todo el mundo.
Está ella, que hace dos años lo habría cambiado todo con una sola palabra; pero solo hace dos años. El tiempo ha pasado tan deprisa que todavía no entiendo la mayoría de cosas que nos pasaron.
Él, que aunque ha tenido que ver con ella más de lo que nunca habría imaginado, o incluso querido, sigue estando ahí. Porque a las buenas y a las malas, se lo ha ganado a pulso.
Y por último, el otro. Porque no tiene otro nombre, ni quiero que lo tenga. Está ahí, posiblemente por mi culpa y mi insistente afán por agarrarme a los refranes; pero no te libras, odias las ilusiones y más que me las haga, por dios, ¿PODEMOS ACABAR CON LOS MENSAJES SUBLIMINALES?

domingo, 30 de mayo de 2010

I'm only gonna break your heart


Por que todo lo que empieza acaba.
Me asombra lo fácil que es mentir y que te crean, siempre y cuando esa mentira sea lo que se está esperando oir, basta con el icono adecuado en el momento exacto. Alguien me dijo una vez lo inexpresivo que era el msn, entonces no entendí a que se refería.

Mañana empiezan las clases cortas, otra vez. Verano. Junio es sinónimo de exámenes y julio no promete más que un calor sofocante y una horrible sensación de encierro. Dos largos, calurosos y solitarios meses de verano, en los que la única posibilidad de ver a una de las pocas personas que me hace reir se aleja con una rapidez directamente proporcional al empeño que poneis todos en ilusionaros con algo imposible. Me dais mala gana, enserio.

sábado, 29 de mayo de 2010

Stop pretending


29 de mayo. Hace calor, es sábado y estoy en casa. Ya no sé que escribir, igual es momento de que empiece a escuchar.

Primera regla de la actuación:
Pase lo que pase, haga creer que fue intencionado.
Posiblemente fuera un alarde de orgullo en toda regla (aparte de una soberana gilipollez, que también) ante la visión de un fracaso más que anunciado, mezclado con un intento infructuoso de quedar bien. Resultado: ahora estás agradecida, di que sí.

Ley de Zappa:
Hay dos cosas en la tierra que son universales: el hidrógeno y la estupidez.
Hijo, estaba acertado el muchacho. Odio cuando la segunda se apodera de personas a las que quiero, entonces dejo de ser especial.

jueves, 27 de mayo de 2010

Si algo puede salir mal, saldrá mal.


Cuando una parte de un sistema cerrado interacciona con otra parte, la energía tiende a dividirse por igual, hasta que el sistema alcanza un equilibrio térmico.

Hay tantas cosas que no consigo entender, que creo que sería más fácil hacer una lista de las que sí.
En busca del bronceado perfecto que tengo que conseguir en menos de quince días, lo único que he conseguido ha sido quemarme en un intento masoca de parecer fuerte. Ya se que las cosas no desaparecen por que yo no las vea, lo sé, pero ayer no.
Quizás un descanso del mundo de las canciones melancólicas no estaría de más, pero no tengo muy claro que escucharía entonces.

Ah, y siento estar así, vosotras no teneis la culpa.